Victoria con solvencia y avances positivos.

madrid getafe

*Twitter: @FDescifrado

Solvente victoria del Real Madrid ante el Getafe en el Bernabéu que provoca sensaciones
de avance en la búsqueda del modelo de Ancelotti. Todo ello, sin protagonizar un partido
excelso pero sí contundente en cuanto a determinación y resultado.

El temprano gol de Lafita en el min. 4 debió condicionar el planteamiento inicial de Luis
García en el Getafe. Sus posiciones y sobre todo sus intenciones fueron más
conservadoras de lo habitual en este equipo. Optaron por guardar la tan ansiada y mínima
renta pero restaba una eternidad y estaban en el Bernabéu. El aspecto defensivo fue lo
primero y asumir riesgos lo último en su escala de principios futbolísticos.

El Madrid necesitaba volcar el marcador. Teóricamente en un 4-4-2 disponía a Illarramendi
y Khedira en el doble pivote con Di María e Isco en las bandas, para dejar a Ronaldo
arriba tirado a la izquierda y Benzema de delantero centro. El dibujo del Getafe era el
mismo con Mosquera y Michel en la zona de pivotes.

El Getafe esperaba junto a su área de penalty con dos líneas de cuatro muy juntas,
dejando a Miku y Lafita por delante ejerciendo una buena presión sobre el doble pivote del
Madrid a la altura de la divisoria. El contínuo ataque posicional del Madrid volvía a
volcarse en exceso sobre el costado izquierdo en la búsqueda obsesiva de tejer su fútbol
alrededor de Ronaldo. La aproximación al portugués de Arbeloa, Isco, Benzema, incluso
Di María desde el lado contrario, atrae demasiados rivales y elimina los espacios
convirtiendo el ataque en intrascendente. Además en el lado opuesto, Carvajal ocupaba
en amplitud y profundidad pero quedaba totalmente desatendido por sus compañeros. Ante el buen repliegue del Getafe y la imposibilidad de penetrar por la izquierda, el Madrid debió tener
un juego horizontal de calidad para llevar el balón con velocidad hasta Carvajal. Los
locales tenían el balón pero no amenazaban la portería de Moyá.

Por insistencia más que por eficacia el Madrid empataba el partido en el min. 15 tras una
falta lateral rematada por Pepe. Pero necesitaba escapar de la emboscada que el Getafe
le preparaba en el costado izquierdo. Debía ser más versátil en ataque. Y Ronaldo
comenzó a abandonar el costado para juntarse con Benzema en el centro. Isco empezó a
buscarlo por dentro. Existían más espacios. La línea de banda izquierda había sido el
mejor defensor del Getafe.

Illarra y Khedira con equilibrio y distribución crecían a pasos agigantados cuando, pasados
los primeros 20 minutos, Di María comenzó a invadir su zona para crear superioridad numérica ante Miku y Lafita. Ahí, el Madrid se hacía definitivamente con las riendas del partido, gracias a la ayuda del Fideo, que practicamente no pisaba su habitual banda derecha. Su dinamismo y juego asociativo en corto llegando por sorpresa a zonas ajenas a lo ancho de los 3/4 del campo
tuvo gran impacto en el ataque de su equipo. Era Özil pero con intensidad y rigor defensivo
cuando era necesario. Los problemas del Getafe para ubicarle tácticamente crecían de forma
alarmante. Mosquera y Michel en el doble pivote azulón no gobernaban su zona. Para
más inri, cuando Di María salía de allí se incorporaba Khedira en ruptura. Sorprendente y
magnífica influencia del argentino en el ataque posicional de su equipo. El repliegue del
Getafe no permitía carreras al espacio y Di María demostró su jerarquía en otros registros
del juego.

Con todo ello, se acercaba el descanso y los blancos habían remontado con dos goles a
pelota parada. Ronaldo en el min. 33 hizo el 2-0 de penalty. Su dominio había sido
insuficiente para anotar de otra manera. El Getafe terminaba el primer periodo estirándose
hacía Diego López a través de Miku y sobre todo con la profundidad de Lafita, pero sin
contundencia en la finalización.

La segunda mitad continuó con Di María omnipresente en la creación y distribución en corto y en largo. Era obligado para el Getafe adelantar todas sus líneas, pero también las separaba y se hacía peligrosamente más largo. El ritmo del juego aumentaba como si fuese una obligación del guión. Por momentos, el balón viajaba de área a área pero con distintas sensaciones dado el diferencial de artillería de uno y otro equipo. En el min. 58 Isco cerraba el partido, otra vez, tras un pícaro saque de falta de Ronaldo.

Apareció la versión protagonista de Isco para liderar la supremacía de su equipo hasta el
final. Ahora sí se rentabilizaba ofensivamente a Carvajal en sus constantes
incorporaciones en banda derecha. Este hecho estiraba al Getafe a lo ancho y despejaba el costado izquierdo para que las combinaciones Isco-Ronaldo-Benzema ganaran en peligrosidad.
Las ocasiones de gol se sucedieron hasta que Ronaldo hizo el cuarto en el min. 47.

EL DESTINO

La lesión de Bale en el calentamiento restaba a priori velocidad y verticalidad, que a la
postre no resultaron necesarias por el repliegue del Getafe. Pero la entrada de Isco por el
galés, supuso una gran dosis de pausa y magia, imprescindibles para un equipo de esta
dimensión. Definitivamente se trata de un jugador que sin estar aún completamente testado en
escenarios y citas de gran exigencia (apenas media docena de partidos oficiales en el Real Madrid), hoy ya es un futbolista más influyente, desequilibrante, constante y goleador que Mesut Özil.

En resumen, notable partido del Madrid mostrando avances en cuanto a la propuesta
futbolística, lejos de la racanería y sin depender exclusivamente de los espacios para
correr. Aunque lo individual aún prevalece a lo colectivo, empieza a ser un equipo
reconocible en ataque, que quiere someter al rival con juego asociativo. Por supuesto, sin
renunciar al contrataque. Por otra parte, terminó el partido con seis canteranos en el
campo. Algo está cambiando para bien en la Casa Blanca.

*Twitter: @FDescifrado

12 comentarios en “Victoria con solvencia y avances positivos.”

  1. Enhorabuena por la profundidad de los analisis y lo ameno de la lectura. Que pena que en la prensa de papel no podamos ver esto. Teneis un nuevo lector y seguidor.

  2. Excelente análisis del partido Sr. Tapias. No obstante, debo diferir en la comparación Isco-Ozil. Ambos siendo jugadores colmados de talento natural, el joven de Málaga requiere de más tiempo en un equipo de gigantes como lo es el Madrid para desenfocar lo logrado por el alemán, no te conviertes en el mejor asistidor de Europa sin esfuerzo. Aún así, no dudo que Isco tiene las armas y hasta ahora la voluntad para marcar un hito en la historia blanca moderna. ¡Saludos dese Venezuela!

  3. Enhorabuena José, perfecto análisis del partido. Ojalá los grandes periódicos de España tuviesen un analista como tu. Escribes lo que es, ni más, ni menos. Un saludo

  4. Pingback: Valera estará ante el Madrid - RealidadBlanca | RealidadBlanca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *