Un Madrid creativo pide la hora en Granada

granada madrid

*Twitter: @FDescifrado

Ligera mejoría del Real Madrid en Granada. Ancelotti corrigió algunos defectos de la
primera jornada con una alineación osada que derivó en una propuesta de fútbol
interesante en la primera mitad.

Es necesario destacar la presencia de Isco y Modric en el doble pivote con la línea de tres
por delante -Ronaldo – Özil – Di María- para descifrar por qué el Madrid mejoró su juego
con respecto al primer partido de liga. Enfrente un Granada con un doble pivote de
contención -Yebda e Iturra- por delante de la línea defensiva, flanqueados en las bandas
por Brahimi y Benitez, con Piti en la media punta y El-Arabi arriba.

Desde el inicio, el Madrid refrendó las intenciones sugeridas en su alineación. Con esos
jugadores en el campo no le quedaba otra opción que defender con la posesión de la
pelota. El balón le rodaba de manera rápida y precisa, así fue sometiendo al Granada.
Consiguió que el doble pivote nazarí replegara hasta acercarse peligrosamente a los
centrales, fruto de la intimidación que el dominio madridista le producía. Este hecho
permitía a Isco y Modric avanzar el balón y sus posiciones en la construcción del juego. El
Madrid tejía su fútbol en campo rival, con la intermitente aportación de Özil, en una
parcela ancha que se le hacía ingobernable a un solitario Piti, por el excesivo repliegue de
Yebda e Iturra.

Por otro lado, la novedosa y necesaria amplitud que daba Ronaldo y Di María junto a la
profundidad que concedía la defensa granadina, permitían un escenario perfecto para la
propuesta de Ancelotti: espacios para un juego asociativo, fluido, continuo por momentos y con riqueza táctica. Es decir, alternancia de pase corto y largo, combinaciones por dentro y por fuera, movilidad, abandono y ocupación de espacios. Con estos recursos en el campo obligaba
al Granada a tomar decisiones constantemente. La aparición de errores y desajustes era
inevitable en el cuadro de Lucas Alcaraz.

Con un ataque posicional inclinado a la izquierda, las combinaciones de Marcelo, Isco y
Ronaldo atraían a los rivales para sorprender con cambios de orientación a la derecha
para la recepción de Di María en amplitud máxima. Acto deguido, los envíos a pierna cambiada al área del argentino tuvieron gran impacto en el juego y en el resultado. Veasé el gol de
Benzema en minuto 9.

En el segundo acto, todo cambió. El Madrid fue abandonando los principios que le habían
permitido gobernar el partido. Renunció al juego elaborado. Agitó y aceleró el partido y
perdió el control del juego. Hizo desaparecer su equilibrio ofensivo.

Pronto Ancelotti detectó un equipo más largo e impreciso que concedía al Granada la
posibilidad de recuperar balones y tener más presencia ofensiva. Quizá era la falta de
fiabilidad que genera un modelo en fase de gestación. A la hora de juego, el italiano optó
por el control, la contención y el cierre del partido toda vez que su equipo no había sido
capaz de ampliar la ventaja cuando pudo. Así hizo el primero de los tres cambios, todos
con intencionalidad defensiva (Nacho, Casemiro y Carvajal entrarían por Marcelo, Özil y
Di María).

En el lado opuesto, Alcaraz entendió que el nuevo escenario le otorgaba posibilidades de
igualar el marcador. Sus cambios, de carácter ofensivo, tendrían influencia en el juego.
Fran Rico aportó calidad en la creación, y Riki junto a Buenanotte consiguieron un
Granada más profundo desplazando al Madrid hacia atrás.

El partido se había abierto. Hasta tal punto, que el Madrid creador y ofensivo del
comienzo acabó pidiendo la hora en Granada. Y es que, en todo proceso de construcción de un
equipo de fútbol aparecen dudas. Entonces, la convicción ha de ser absoluta. Cuando
Ancelotti consiga la perfecta implantación de un modelo de juego desde la posición –
como parece que pretende-, con una óptima, rápida y precisa circulación de balón,
la fatiga de Granada podrá ser compensada con la velocidad mental e inteligencia táctica que
entonces le otorgará ese plan. Pero, ¿será viable ese modelo combinativo respetando la
posición con jugadores tan veloces y verticales como Ronaldo, Di María, (Bale)…? Mientras
tanto, tengamos paciencia.

*Twitter: @FDescifrado

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *